Share

Felicidades a los Agrónomos en su día

El 22 de febrero es la fecha en que los agrónomos de todo el país celebran su día en remembranza a nacimiento de la primera universidad de educación agrícola “Escuela de Agronomía de San Jacinto” primera escuela de agronomía en América Latina creada en el año de 1845, esto gracias a la voluntad y visión del presidente de la república de ese entonces Lic. Benito Juárez García, quien encargó a uno de sus principales colaboradores al agrónomo Melchor Ocampo, quien fungió como ministro de gobernación y se encargó también de los ministerios de Relaciones, Guerra y Hacienda.

A la postre por sus méritos, le permitieron ser fundador y primer director en 1845 de la misma institución, pero esta inicio funciones un año después de su designación, por lo que tuvo como primer director en funciones, a Don Guadalupe Arreola.

Melchor Ocampo poseía conocimientos y dominio sobre el campo debido a que vivió en Francia y allí curso estudios sobre agronomía, a su regreso desempeño importantes cargos políticos y fue gobernador de su estado.

En su viaje a Francia en 1840 fue influido por las doctrinas liberales y anticlericales francesas, a su regreso a Michoacán trabajo en hacienda y se dedicó a la práctica del derecho y a la investigación científica sobre el campo donde desarrollo importantes estudios sobre la flora y fauna de la región.

La relevancia y significativo de la creación de la Escuela de Agronomía de San Jacinto logro influenciar a la sociedad agronómica del país, para que en su evolución, un día 22 de febrero pero de 1915, después de sufrir varios años el cierre de la escuela de “San Jacinto”, esta reiniciara sus actividades bajo el nombre de Escuela Nacional de Agricultura. En forma casi inmediata el 19 de septiembre de 1921 nace lo que ahora es la Confederación Nacional Agronómica, asociación civil.

Posteriormente, congruentes con su compromiso social, los profesionistas de esa época, crearon las brigadas para el desarrollo rural integradas principalmente por ingenieros agrónomos, médicos veterinarios y trabajadoras sociales que en enseñaban a los campesinos las técnicas agropecuarias más apropiadas para obtener mejores resultados en sus tareas productivas, justificando aún más el papel relevante de la educación agrícola superior.

Posteriormente en el año de 1960, también un 22 de febrero, la escuela nacional de agricultura da abrigo técnico y científico para la creación del colegio de posgraduados de Chapingo.

En honor del ilustre personaje Melchor Ocampo, su estado natal ahora se llama Michoacán de Ocampo.

Así también, la hoy Confederación Nacional Agronómica, A.C. otorga anualmente la medalla que lleva su nombre a los agrónomos más reconocidos y que mejor contribuyen al logro de los objetivos gremiales y profesionales, y que destacan en el medio académico-científico, político-gremial y en el servicio público del sector agrario.

Y fue precisamente un 22 de febrero del año 1854, cuando se instituyó el día del agrónomo, por lo que actualmente estamos celebrando los 158 años de este importante y noble acontecimiento; así finalizamos la entrevista con el Ing. Barrios Gallegos.

En la comarca Lagunera actualmente existen cuatro instituciones educativas que imparten la carrera de ingeniería agronómica, estas instituciones son la UAAAN-UL, la unidad regional universitaria de zonas áridas de la universidad Chapingo ubicada en Bermejillo, Dgo., la Facultad de Agricultura y Zootecnia en Venecia, Dgo. Y el Instituto Tecnológico de Torreón.

Personalmente considero, que desafortunadamente la carrera de agronomía ha dejado de tener demanda justo cuando más se requiere la importante participación de este profesional en el campo ya que la escasez de agua, el cambio climático, la alta incidencia de plagas, las políticas de gobierno y las deficiencias económicas cada vez más marcadas en apoyo al campo son situaciones para ser tomadas en cuenta en esta carrera.

Los diversos niveles de gobierno debieran tomar como prioritaria el impulso de esta carrera para abastecer en calidad y cantidad de alimentos de origen vegetal al país. Mediante el sabio trabajo del ingeniero agrónomo.

Quienes con el desarrollo e innovación tecnológica dan una nueva visión a la vocación productiva del campo chihuahuense.

 

¡Enhorabuena!