breaking news

Qué hacer en caso de un tiroteo o un atentado.

agosto 31st, 2011 | by tuvoz
Qué hacer en caso de un tiroteo o un atentado.
acontecer
0

Hace solo unos días, Martha Torres caminaba con su hijo por un barrio de clase media ubicado al sur de la Ciudad de México, cuando quedó atrapada en medio de un tiroteo.

“Uno no sabe qué hacer en situaciones de peligro. Tres muchachos que iban en una motoneta, sin ningún cuidado comenzaron a disparar contra un auto estacionado en el que se encontraban dos personas. Mi hijo, de seis años, se espantó tanto que comenzó a llorar y gritar, eso ocasionó que los muchachos voltearan su mirada hacia nosotros”, cuenta la diseñadora gráfica y ama de casa, de 34 años.

Torres dice que conoce indicaciones sobre cómo actuar en caso de incendios y sismos, “pero si nos encontramos en medio de un tiroteo o una amenaza de atentando, ¿qué debemos hacer?”.

Cubrirse, tirarse al suelo, mantener la calma, ubicar salidas de emergencia y seguir las indicaciones de los elementos de seguridad o de protección civil, si los hay, son algunas de las recomendaciones que se debe seguir en situaciones de crisis o conflicto.

Reacción inmediata.

Instancias como la Cruz Roja Internacional, organismos de Protección Civil, y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos han desarrollado manuales y guías sencillas a seguir en situaciones de riesgo.

Hay dos elementos a tomar en cuenta en estos casos: identificar si el lugar donde se suscitan los hechos es abierto o cerrado y localizar las rutas de evacuación, dice Erubiel Tirado, coordinador del diplomado de Seguridad Nacional de la Universidad Iberoamericana.

“En el caso fuego cruzado o confrontación violenta armada se recomienda buscar un lugar para resguardarse de los disparos o balas perdidas, pues en ocasiones éstas son las que más daños y consecuencias causan. Hay que alejarse de escaleras y ventanas”.

Eso le funcionó a Martha: “Al sentir que estaba en riesgo la vida de mi hijo, corrí, me escondí atrás de un automóvil mientras los jóvenes se alejaban del lugar disparando hacia todos lados. Una de esas balas se quedó en la puerta del vehículo que nos salvó”.

Tirado dice que también además de ubicar las salidas de emergencia hay que procurar tener un radio receptor —puede ser de un teléfono celular— para informarse sobre lo que pasa afuera del lugar de ataque, sobre todo en caso de quedar atrapados.

Tiroteos en lugares abiertos.

En un lugar público (como un estadio o plaza comercial)

  • Trata de ponerte inmediatamente a cubierto. Tírate al suelo y permanece en esa posición.
  • Conserva la calma para estar en silencio.
  • Si es posible, rueda o arrástrate hasta una zanja, muro o refugio similar.
  • Si resultas herido, pide auxilio y que den aviso a tu familia.
  • Si hay lesionados, avisa a las autoridades.
  • No interfieras en las labores de seguridad.
  • Si hallas una mochila, un objeto sospechoso, una persona armada, no actúes por tu cuenta, avisa al personal de seguridad.

Fuente: Secretaría de Protección Civil del Distrito Federal

Si disparan contra tu vehículo

  • Si estás en el vehículo, protégete todo lo que puedas.
  • Si el vehículo se detiene, sal y ponte rápidamente a cubierto.
  • Antes de partir, comprueba el estado del vehículo.
  • A menos que la fuente de los disparos esté delante del auto, conduce lo más rápido posible.
  • Si los disparos son al frente, gira y desvíate por una calle lateral. En zonas rurales, gira a un lado y sal del vehículo; interpón el vehículo entre tú y el lugar de donde proceden los disparos para protegerte y esconderte mejor.
  • Evita dar marcha atrás o dar la vuelta: serás un blanco más fácil.
  • Si te detienes, interpón el vehículo entre tú y los disparos.
  • Viaja siempre con ventanas algo abiertas para oir indicios de peligro.
  • Según la situación, no pongas el seguro de las puertas, para poder salir o, por el contrario, ponlo, si estás cerca de peligro.

Fuente: Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Tiroteos en lugares cerrados

En la escuela

  • El maestro debe ordenar a sus alumnos agazaparse o ponerse pecho tierra.
  • Los niños con alguna discapacidad serán auxiliados.
  • El maestro debe conservar la calma; evitar el pánico.
  • Evitar que los niños salgan del salón de clases.
  • Vigilar que los niños no se asomen a la ventana, que no intenten tomar fotografías o videos.
  • Maestros y alumnos deben evitar contacto visual con los agresores.
  • Los padres de familia deben colaborar en mantener la calma.
  • Los cantos son ideales para calmar a los niños en una situación de riesgo; los adultos no deben expresar pánico.

Fuente: Manual de la Secretaría de Educación de Guanajuato.

En edificios u oficinas

  • Cúbrete inmediatamente en la respectiva zona de seguridad o en un refugio.
  • Tírate al suelo.
  • Aléjate de las ventanas.
  • Ubícate debajo de una escalera o arrástrate hasta algún lugar en el centro del edificio o donde puedas colocarte entre dos paredes, interpuestas entre tú y el tiroteo.
  • Ningún refugio puede proteger por completo del impacto directo de un arma pesada, como las bombas, los misiles aéreos o granadas de artillería pesada.

Explosiones

Si hay una explosión en un lugar cerrado

  • Si hay escombros cayendo a tu alrededor, métete debajo de una mesa o escritorio fuerte. Cuando dejen de caer, sal rápidamente, pero ten cuidado con los pisos y escaleras que se vean debilitados.
  • A medida que salgas del edificio, ten especial precaución con los escombros que caen.
  • Sal del edificio tan pronto como sea posible. No te detengas para recoger efectos personales o hacer llamadas telefónicas.
  • No uses los ascensores.

Si estás atrapado entre escombros:

  • Si es posible, usa una linterna para señalar a los socorristas tu ubicación.
  • Evita hacer movimientos innecesarios, para no levantar polvo.
  • Cúbrete la nariz y la boca con cualquier cosa que tengas a la mano. (La tela de algodón de tejido cerrado actúa como un buen filtro.)
  • Golpea un tubo o pared para que los socorristas puedan oírte.
  • Grita sólo como último recurso. Gritar puede causar que la persona inhale cantidades peligrosas de polvo.

Una vez que logres salir de una zona de explosión

  • No te quedes frente a ventanas, puertas de vidrio u otras áreas potencialmente peligrosas.
  • Apártate de las aceras o calles que usarán los funcionarios de emergencia y otras personas que siguen saliendo del edificio.

Si vas en auto

  • Detente.
  • No te dejes guiar por la reacción natural, que es correr o prestar ayuda. Puede que recibas un impacto en medio de un tiroteo o por una segunda bomba.
  • Ponte a cubierto echándote al suelo o a un lado, fuera de la carretera.
  • No te levantes hasta que la situación se estabilice.
  • Luego, haz lo que puedas por ayudar a los heridos.

En retenes y puestos de control

  • Respeta cualquier señal o instrucción, por ejemplo, si te piden autorización para inspeccionar el vehículo.
  • Quítate los anteojos de sol y descúbrete la cabeza.
  • No te muevas hasta que te lo ordenen.
  • Mantén las manos a la vista.
  • Sé cortés, simpático y seguro de ti mismo.
  • No te muestres ansioso por proseguir tu camino, acepta mantener una conversación.
  • Sal del vehículo únicamente si es seguro y necesario.

Disparos de advertencia en carretera o en un retén

  • Detén el vehículo, sal y ponte a cubierto inmediatamente, fuera de la carretera, de manera que el vehículo quede interpuesto entre tú y el ruido de disparos.
  • Si no se oyen más disparos en un cuarto de hora, lo más acertado suele ser alejarse en marcha atrás.

Para estar mejor preparado

La Cruz Roja recomienda realizar “simulacros” y ejercitar la cultura de la protección civil constantemente, con el propósito de evaluar con rapidez una situación en plena acción y sopesar el peligro.

Tienes que aprender a pensar por adelantado, acerca de dónde podrías ponerte a cubierto o a dónde podrías ir si estuvieses amenazado o en cualquier situación de peligro. Con la práctica, es perfectamente factible encontrar la solución adecuada.

“Sin que se convierta en una obsesión, simplemente pregúntate lo siguiente: ¿qué haría yo en este momento si me disparasen? ¿Cuál sería mi primera reacción? Mira a tu alrededor e identifica cuál sería el lugar más seguro para refugiarte. Repite esta clase de ejercicios varias veces, en distintos lugares, hasta que adquieras costumbre, y comunica esta información a toda tu familia”.

En el momento del ataque

El especialista en Seguridad Nacional de la Universidad Iberoamericana, Erubiel Tirado, recomienda evitar la paranoia y “cultura del miedo” y actuar con precaución. “Se debe tener en cuenta que es un riesgo real, que podemos estar en medio de una balacera, pero al hablarlo y asesorarnos con la familia, amigos y especialistas

en el tema, evitaremos poner en riesgo la vida.

 

“La gente debe guardar la calma y disminuir al máximo la vulnerabilidad física. Lo primero es salvaguardarse, mantener la calma durante el evento y después de éste, pues en ocasiones hay segundos ataques. El riesgo no termina hasta que se abandone el sitio donde sucede el hecho”.

 

 

Fuente: Cruz Roja Mexicana

Get Adobe Flash playerPlugin by wpburn.com wordpress themes